Blog

Escuché la mar
en tristes momentos,
escuché los vientos
y me eché a llorar

Ana Enriqueta Terán

Me ofreces sólo
la posibilidad del desamparo
un epígrafe que a la vez
es epitafio

Qué me pides
que ya no te haya dado

Te llevaste con el viento
todas mis palabras
y me has devuelto
sólo los lamentos

Hilo sonidos que invocan
mis temores
y una precariedad
omnipresente