Blog

Comentarios sobre “Fotografiando en América Latina” de José A. Navarrete (Parte 4)

25th Ago 2009 0 Comments

La Habana de Charles D. Fredricks

  • En el estudio de Fredricks se ofrecían retratos de personas muertas. Se copiaban retratos al daguerrotipo, reproduciéndolos al óleo, al pastel o en fotografía del tamaño que se pidiera, garantizando “la perfecta semejanza”.
  • Existían los fotógrafos itinerantes, que en invierno se trasladaban temporalmente a los países del sur buscando mejores condiciones para ejercer su oficio que, en esa época, requería de la luz natural.
  • La Habana es, sin dudas, la ciudad cubana más fotografiada.
  • La adición de figuras humanas en la fotografía de exteriores del período de vocación arquitectónica o paisajística servía, también, como recurso para el futuro observador de las imágenes percibiera correctamente las escalas de los espacios registrados.
  • La visión de Fredricks paga tributo a una concepción de la fotografía en que la “lealtad” al registro de lo representado y la riqueza de detalles en los planos sucesivos de la imagen son, a la par, pericia técnica y capacidad artística.

Muybridge, la fotografía, el archivo y el arte

  • Acerca de unas vistas de Guatemala: el objetivo de la compañía era el de estimular el intercambio comercial exhibiendo al comerciante y capitalista en una forma conveniente y popular. Esto es un ejemplo de fotografía con dirección política.
  • Beumont Newhall (1908-1993) define la fotografía “topográfica” como la representación literal y directa de los aspectos más característicos en sitios y cosas. Este enfoque está opuesto al de otros fotógrafos puramente estéticos.
  • En la fotografía topográfica todo pasa a ser descrito exactamente como es, y donde todas las partes son igualmente nítidas y perfectas. También se ha utilizado el término fotografía “literal”.
  • El mundo es troceado y convertido en objeto de consumo estandarizado gracias a la fotografía. La gente puede acceder al conocimiento de lugares y gentes distantes desde la comodidad del propio hogar.
  • Muchas postales turísticas del siglo XIX, bien miradas, resultan banales: técnicamente correctas y con el encanto de la pátina del tiempo por encima, nada más.
  • Se define con claridad las pretensiones artísticas, en oposición a las necesidades de archivo.
  • Los recursos formativos del arte: criterios de composición, proporción, ritmo, organización espacial del plano bidimensional, iluminación, valoración de texturas, constituían un repertorio de nociones heredado del arte pictórico que la fotografía sometía a las peculiaridades de su técnica con mayor o menor éxito.
  • Durante un tiempo la fotografía y la pintura compartieron el mismo horizonte representacional, es decir, semejante material sensible: el mundo concreto, la realidad, con igual modelo de construcción de imágenes.
  • la fotografía finalmente liberó a la pintura de toda literatura, de la anécdota e incluso del tema.

La historia de una historia o de cómo se inventa una disciplina

  • Hasta 1893 la fotografía no fue incorporada al programa expositivo de un museo de arte pues, para la época, las exhibiciones de “fotografías artísticas” todavía permanecían confinadas en los salones de los fotoclubes. Constituía un desafío cultural presentar fotografías en un museo de arte.
  • Para algunos el presentar fotografías en museos esra como “realizar un congreso de historia natural en una iglesia”.
  • Durante los años 20 y 30 la fotografía comenzó a hacer su historia al aumentar su importancia dentro de las prácticas artísticas de vanguardia. Los primeros museos en incorporar la fotografñia fueron el MoMA y el Museo de Bellas Artes de Boston.
  • El MoMA en los primeros 6 años compró 105 fotos de Walker Evans, 13 de Edward Weston, 4 de Man Ray y 1 de Clara Sipprell.
  • Sin embargo los museos pagaban 10 dólares por una fotografía contra 100.000 por un cuadro.
  • La institucionalización de la fotografía en el medio artístico se dio a partir de 1965 con la irrupción del pop, el hiperrealismo, el conceptualismo y el arte efímero.
  • En Venezuela, en los años 40 y 50, se realizaron las primeras muestras fotográficas importantes de Alfredo Boulton, Ricardo Razetti, Carlos Herrera y Fina Gómez. En 1946 Alfredo Boulton fue expuesto en el MoMA.