Blog

Déjà vu

Es demasiado lo que pides
que cambie hasta la última
gota de mi sangre por ese
negro y viscoso veneno que
corre por tu cuerpo
que te diga que te quiero
me trague las elipsis y
vomite a escondidas mis
palabras, aquellas que no
te nombran ni en sueños
tu sonrisa es una mueca tu
mirada es una ofensa mi
sombra huyó atormentada
y no te quiero mirar porque
me miro y no me quiero
mirar porque te encuentro
y siento asco de mirar
esto que escribo