Blog

El beso

a Filo

I

Buscar con insistencia el
horizonte, conformarse
con su visión lejana
imperturbable

Tu horizonte define
la distancia inalcanzable
alimenta el ansia de lo
imposible

El sol en jornada perfecta
lo toca en el alba y
en el ocaso quizá para
enseñarnos el secreto
de un beso


II


No me des nada para recordar.
Yo sé cuán efímera es la memoria.

Anna Ajmátova

Digo “recuerdo tus besos” y
es insostenible la mentira,
acaso el deseo de algo que
cree recordarse, una cruel
sombra que roza como
la brisa

No hay beso recordado, no
hay beso sobre beso, sólo
hay un beso, instantáneo,
efímero, que interrumpe el
tiempo y elude así el
hilo de la memoria.