Blog

Haciéndonos cola

Haciéndonos cola

Nunca vivimos; estamos siempre esperando vivir

Voltaire

 De tanto esperar, olvidó incluso porque esperaba

 Michael Ende

  

Una cola de personas es un signo moderno de civismo, de orden. Una cola es un acuerdo, pero también es una derrota, acaso una renuncia.

Esperar, aguardar que algo pase, no hacer nada hasta que algo pase, o nos pase.

Esperar en la cola sería, entonces, renunciar hasta que algo pase, aceptar la derrota a la espera de algo. Creemos que hacemos cola, nos tranquiliza pensar que la cola es una acción; la verdad es que la esperanza nos convierte en cola, en una cadena de voluntades derrotadas. Algo pasará, algo llegará.

¿Y si nada pasa, si nada llega? ¿Si no hay nada al final de la cola? Esperaríamos hasta el olvido o haríamos cola para olvidar.