Blog

Herederos del viento y del sol

Chivera, Caserío San Jorge, Paraguaná, Edo. Falcón, 2010.

No es posible aproximarse a Paraguaná sino desde la contemplación y el asombro. La visión y la memoria se funden y uno ya no sabe si se está frente a un recuerdo o un sueño. No nos habituamos a esta realidad. La fortaleza de Paraguaná reside en la precariedad de su paisaje, esa superioridad que ostenta “lo imposible”.

Nadie como Félix Molina ha podido capturar esa paradoja, su portafolio Herederos del Viento y del Sol, que se encuentra en la Biblioteca Nacional, es un documento sobrecogedor acerca de la vida en comunión con la adversidad.

Esta imagen del caserío San Jorge es un torpe homenaje a Félix Molina. De repente, en esa “chivera”, una de las imágenes de Félix se me presentó y lo único que pude hacer fue disparar.