Blog

¡Marcha!

En Venezuela contamos la experiencia en las marchas como el que cuenta una película, casi nunca pasamos de los comentarios estéticos (tamaño, colorido, etc.). Tenemos tan arraigadas esas creencias mágicas con las que se fundó esta tierra, que pensamos que la acumulación de pasos nos llevará a un destino mejor. Puede que sea así.

Este es, aparentemente, otro comentario estético.

Fui a la marcha del Orgullo Gay (realmente el nombre oficial es inmenso: Gay, Bisexual, Lesbiano y Transgénero) con el objetivo de fotografiar; esperaba el plumero, el maquillaje, el escándalo y lo conseguí. Pero también conseguí una marcha ordenada, multitudinaria, alegre y no carente de reflexiones: “Libertad de expresión, ¡pero si nosotras tenemos 7 años marchando por eso chico!”.

En fin, gente mostrando lo que son o lo que desean ser, de Parque del este a Plaza Venezuela en tacones.