Blog

Memento Mori

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas

Vicente Huidobro

Usted lo dice Maestro
y se le hace caso
-escribimos-
aparecen las ramitas
se asoman los pétalos
atacan las espinas
pero creemos
-cómo no hacerlo-
cerramos los ojos
lamemos la herida
escupimos a escondidas
negra sangre

Detrás de una palabra
salta el cerrojo
la madera cruje
-nos asomamos-
sale un viento rancio
y es más que noche