Blog

Una postal

23rd Oct 2015 0 Comments
Una postal

El 14 de Marzo de 1925, las hermanas Petroni, Anunziata, Augusta y Ana, le escribieron una postal a su amiga Teresita en prueba de cariño y aprecio. La postal llegó a mis manos en Junio 2015 de manos de un marchante de la feria de Tristán Narvaja en Montevideo; por la ausencia del matasellos asumo que la postal nunca fue enviada, por lo que la prueba del cariño y aprecio pudo tener que encontrar otros caminos.

Allí están las hermanas Petroni, posando alegremente en una terraza, en el reverso, una educada caligrafía deja el mensaje y un cuadrado formado por la repetición de la palabra “ARTURA” señala la ubicación apropiada para la estampilla, que no está presente. Una búsqueda me revela que “ARTURA” es un famoso fabricante de papel, albúmina, para postales entre 1908 y 1924, por lo que presumo que estoy en posesión de una postal real o, para ser más precisos, de la prueba física de un mensaje no enviado, la constatación de un sentimiento. La calidad material y emocional de la imagen es contundente y su fuerza ha vencido a 90 años de deriva.

En nuestra triste era digital, los mensajes no enviados reposan perdidos en las esquinas inaccesibles del éter. La imagen del mensaje digital desdibujándose ante la acción de la tecla “delete” me resulta más triste que la eventual pérdida en una playa inhóspita de un mensaje en una botella. La postal de las hermanas Petroni ha llegado a una playa en la que alguien afortunado, yo en este caso, puede darse por enterado y dar fe pública de su cariño y aprecio por Teresita.

Postal002 Postal003