Blog

Viajar

23rd Ago 2012 0 Comments
Viajar

Fotografía José M. Ramírez, de la serie “Todo incluído”

La monotonía del paisaje, el balanceo armónico, hipnótico. Cada ola, al ser diferente, es igual al resto. La sensación de viaje es mayor en barco que en avión; no sé si mayor que en carretera. Acaso hay que hacer una diferencia entre el carro y el tren.

El avión es una cápsula del tiempo, el tren es como un espejismo, el barco, por su velocidad y balanceo, es como un sueño. En el carro, el control y la perspectiva micro, hace del viaje un efecto de la voluntad.

El viaje en barco está muy cercano a la noción de destino.