Blog

Yo-si-soy-creativo

A diario tengo la suerte de compartir con gente creativa; me fascina descubrir que no existe un patrón, no hay una fórmula, son mentiras los talleres de creatividad. Pero los que observan los procesos creativos por encima se confunden, como ese dicho que reza que “cuando el dedo señala al cielo el imbécil mira al dedo”.

Pero también tengo la mala suerte de compartir con gente que tiene pegado a la frente el cartelito de “yo-si-soy-creativo”. Esos si que tienen un patrón, si usan fórmulas, tienen el atrevimiento y la pedantería de la ignorancia. Esos “yo-si-soy-creativo” tienen lo que en jerga popular llamamos “un buen lejos”.

Llevo unos días oyendo a Frank Zappa. Para mí son comunes estos ciclos en los que me zambullo en una música, digamos, “anterior” (¡Qué grande fue Zappa!) y como no hay nada mejor para explorar las conexiones que la red, Zappa me llevó a Adrian Belew, a esta entrevista que considero un retrato hablado de un artista.

Provoca meter en un salón a unos cuantos “yo-si-soy-creativo” (podemos extender el cupo a algunos “yo-si-soy-artista”), ponerles la entrevista en loop y no dejarlos salir hasta que la reciten de memoria.

En fin, les dejo por aquí un retrato hablado de un artista, con los maravillosos ingredientes de la humildad, honestidad, humor, disciplina y talento: